Bienvenida

Este blog es para que todos los miembros del Barrio Tobalaba de la Estaca La Reina de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días tenga acceso a la información de nuestras actividades y se puedan comunicar por este medio.

Que el Señor les bendiga

jueves, 3 de diciembre de 2009

EL RESCATE (Elder Hernan I.Herrera)

Un escritor que estaba en su casa de la playa terminando su última obra, todas las mañanas muy temprano salía a pasear por la costa unos minutos antes de empezar su trabajo. Esa mañana, observó a la distancia un joven que parecía estar bailando... corría hacia el mar, levantaba sus brazos, daba la vuelta y volvía a repetir el movimiento una y otra vez.

Lentamente el escritor se fue acercando al joven hasta que, al aproximarse vio que en realidad estaba recogiendo algo de la arena y que luego se acercaba al agua para tirarlo mar adentro.

Ya más cerca, vio que el joven tomaba estrellas de mar que habían quedado en la arena al bajar la marea y corría hasta el agua para arrojarlas tan lejos como podía mar adentro.

Al llegar a su lado, el escritor le preguntó:
-Buen día, ¿qué estás haciendo?
-Salvo estrellas de mar antes que el sol las deshidrate y mueran,- contestó el joven sin abandonar su empeño.
-Pero, ¿no te das cuenta que es una tarea inútil?,- le dijo el escritor. En estos momentos debe haber miles o millones de estrellas que quedaron fuera del agua y jamás podrás salvarlas a todas.

El joven se detuvo solo un instante, miró la estrella que llevaba en la mano en esos momentos, luego giró su cabeza hasta enfrentar los ojos del escritor y le dijo:

-No importa, quizás no pueda salvar a todas, pero al menos esta que tengo en la mano notará la diferencia...y continuó febrilmente con su tarea.

El escritor meneó su cabeza, completó su caminata y se sentó a continuar su trabajo. Sin embargo, algo lo incomodaba y daba vueltas en su cabeza.

-"Al menos esta notará la diferencia", era la frase que lo inquietaba. Finalmente lo comprendió...aún un pequeño cambio que en nada afecta los resultados finales SIEMPRE es valioso para quien se beneficia de él.
Para ESA estrella, ¡¡era muy valioso ser rescatada!!

A la mañana siguiente muy temprano, un caminante ocasional advirtió con asombro, que dos personas -una mayor y otra más joven- parecían bailar junto a la playa...corrían hacia el mar, levantaban sus brazos, daban la vuelta y volvían a repetir el movimiento una y otra vez. (Cuentos con Alma, Rosario Gómez, pág. 136-137)

El presidente Monson nos ha pedido que vayamos al rescate de aquellos hijos de Dios que se encuentran fuera del manto protector que proporciona el Evangelio y están desprotegidos de los dardos del adversario. La tarea parece gigantesca debido al gran número de hermanos que hoy no están con nosotros, y es muy probable que no logremos rescatarlos a todos, pero piensen por un momento lo que significará para aquellos que vuelvan a disfrutar de la compañía del Espíritu Santo, nuestro esfuerzo y sacrificio representarán el gozo eterno para aquellos que "vuelvan a sentir". Recordemos que el plan de Dios es que cada uno de sus hijos pueda volver a Su presencia y contamos con Su ayuda para realizar esta tarea. Las promesas han sido hechas (D y C 18: 10-16) y ahora sólo nos resta dar el paso de la fe.

Seamos valientes y vayamos con la fuerza del Señor al rescate de los preciosos hijos de Dios; hagamos que el sacrificio expiatorio sea significativo y efectivo para los que hoy no están con nosotros y que nos regocijemos junto a ellos en el Reino Celestial una vez dejado este estado probatorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario